me preocupa proundamente las condiciones en que tienen que convivir muchos de nuestros adultos mayores y personas con discapacidad, sin tener el respaldo adecuado por nuestro Sistema de Seguridad Social.